Refugiados en jaque


Un anciano monje tibetano inspiró al humanista español Álvaro van den Brule para fundar Ajedrez Sin Fronteras (ASF), que ahora mantiene 14 escuelas en Etiopía, India, Sáhara argelino, Sri Lanka, Grecia, Bolivia, Eritrea, Tíbet, España y Jordania; en esta última los alumnos son refugiados sirios. Además de combatir el tedio, el deporte mental transmite “paz, respeto y autoconocimiento” a personas muy necesitadas de todo ello.

… Leer más en Elpais.com, artículo publicado el 15 de febrero de 2017.
http://deportes.elpais.com/deportes/2017/02/15/la_bitacora_de_leontxo/1487160501_495444.html